REFLEXIONES SOBRE LA ETAPA DE ACELERACIÓN DE UNA START-UP (4)

Reflexiones sobre la etapa de aceleración de una start-up (4)
Los riesgos

En junio del año 2004 un pequeño equipo de cinco alpinistas – Óscar Cadiach, Manel de la Matta, Jordi Tosas, Jordi Corominas y Valentín Giró – partimos, rumbo a Pakistán, con un gran sueño a cuestas: escalar el K2, la “Montaña de las montañas”, por la vía Magic Line. Con sus 8.611 metros de altura el K2 no es únicamente la segunda cumbre más alta de la tierra. Su desnivel y verticalidad la convierten en el único ochomil que permite divisar, desde el Campo Base, a un alpinista que esté situado en la misma cumbre. Se dice del K2, por su dimensiones, que es una montaña que empieza donde otras acaban. Estimado lector, a través de mi Blog quiero compartir contigo esta historia que ha marcado mi vida para siempre, por lo que viví y aprendí, pero, sobre todo por lo que en ella perdí. La historia de la Magic Line del K2 narra cómo cinco alpinistas que compartían unos valores se entregaron para hacer realidad un ambicioso sueño. Espero poder transmitirte fielmente todo esto y mucho más a lo largo de sucesivos posts que iré publicando. 

Los riesgos

Una nota acerca de los riesgos que existen y hay que tener en cuenta siempre en un proyecto ambicioso y sometido a los avatares del día a día y a las inevitables crisis y tomas de decisiones cruciales. En este sentido es fundamental tener en cuenta tanto los llamados riesgos objetivos, como los subjetivos. Los segundos, que tienen que ver con el factor humano, con el lado emocional y falible de las personas, sólo se minimizan configurando un equipo de profesionales expertos, comprometidos y con valores afines, capaces de resistir ante las dificultades del camino, personas con un alto nivel de auto-conocimiento y de honestidad con el equipo para saber expresarse y reconocer sus capacidades y sus límites en el momento oportuno.

El otro tipo de riesgos, los objetivos, vienen dados por el entorno cambiante en el que se desarrollará el proyecto, el de la montaña y la meteorología en el caso del K2 o el del mercado en una start-up, ambos sometidos a la realidad con todos sus elementos naturales y contextuales, azarosos a veces, más previsibles otras. Ante estos riesgos la mejor defensa es una buena planificación, con el mayor número y calidad posible de asunciones pensadas y justificadas, pero sobre todo  un constante trabajo de observación, información, atención a los detalles y toma de decisiones.

Siempre existirá incertidumbre y riesgo cuando la ambición es grande. Quien pretenda eliminarlos para poder dar el primer paso, nunca lo dará. El gran humorista Arnold H. Glasow, afirmaba: “One of the tests of leadership is the ability to recognize a problem before it becomes an emergency[1]. El problema puede ser inevitable, pero el verdadero emprendedor lo reconoce a tiempo y actúa, antes de que se convierta en una emergencia que ponga en verdadero peligro la viabilidad empresarial en el caso de Privalia pero, mucho más allá de eso, la propia vida en el caso del K2.

[Autor: Carlos Trenchs, “La Cumbre Infinita, relato de una expedición, espejo de una empresa”]


[1] “Una de las pruebas de la capacidad de liderazgo consiste en comprobar la capacidad del líder para reconocer un problema antes de que se convierta en una emergencia”

Share
This entry was posted in Reflexiones and tagged , , . Bookmark the permalink.

Comments are closed.