Una visión del Silicon Valley

Durante dos días he tenido la suerte de acompañar a los ganadores del premio EmprendedorXXI en una marathon de visitas por San Francisco y Bay Area. El objetivo de este viaje de prospección de una semana es conocer de primera mano la realidad de las compañías (de reciente creación y ya consolidadas) a la avanguarda tecnológica del mundo.

El programa persigue escuchar de primera mano y en directo a los emprendedores y a las empresas que están cambiando el mundo. El lunes por la mañana comenzamos esta “misión”con una mesa redonda junto a varios españoles que están liderando sus start up’s desde este lado del mundo.

Comparto con vosotros algunos de los aprendizajes de forma un poco desordenada:

Silicon Valley es lo que es, en cierta manera, porque concentra un tercio de toda la inversión en capital riesgo que se realiza en el mundo. Una inversión que contribuye a crear un verdadero ecosistema de innovación. Existen pues cientos, miles de nuevas compañías buscando a inversores que financien la aventura empresarial. Proyectos liderados por visionarios de todo el mundo, la mayor parte de los mismos ingenieros. Sólo uno de cada cien logrará cerrar una ronda A. El resto cerrarán el proyecto o se volverán a sus lugares de orígen para desarrollar los proyectos con otra escala. La competencia pues es muy importante.

Según los ponentes entre los que estaban Eneko Knörr de Ideateca-ludei, Nina Alastruey de “the Channer”, Santiago Arano de Softonic o Miguel Angel Díez Ferreira de Red Karaoke en San Francisco no importa tanto el continente del proyecto sino su corazon: El modelo de negocio.

Los inversores de capital riesgo son muy selectivos. De hecho sólo realizan una o dos inversiones por socio y año. La capacidad de monetizar el producto o servicio o tener la visión de como hacerlo, es básico para levantar capital. El capital riesgo vive de las desinversiones. En este sentido podemos decir que la tradicional salida a bolsa no vive su mejor momento, con pocas IPO’s. Sin embargo la actividad de M&A si que es muy relevante. Google por ejemplo compró más de 40 empresas en 2010.

¿ Porque venir a San Francisco?  Venir aqui no es barato y cada empresa ha de platearse muy bien el motivo para dar el paso (se ha convertido en una ciudad muy cara, de hecho la segunda mas cara de los USA tras Manhattan).

Una de las versiones mas extendidas de start up en funcionamiento aquí sigue el modelo israelí. Este modelo mantiene en el país de origen al equipo de desarrollo de producto y se desplaza al Silicon Valley el CEO para el desarrollo de negocio.

Los motivos principales pueden ser el de intentar levantar una ronda de capital importante, la de posicionar tu empresa de tecnología como global o la de innovar buscando acuerdos con terceras start up’s o grandes empresas.

En San Francisco se ve la tecnología aplicada a las actividad del día a día. Autobuses que llevan a ingenieros al trabajo con connexión wifi de alta velocidad, paradas de hot dogs con sistema de pagos “square”, de tal manera que se puede pagar con visa a través de un iphone, etc.

De entre los comentarios de los emprendedores españoles afincados aquí extraigo que en caso de venir es muy importante mezclarte con la sociedad americana.

Una sociedad a la que no le importa probar cosas nuevas. Esta innovación, sin embargo, no es enemiga de la excelencia en el servicio. Los americanos son muy, muy exigentes. Los españoles por norma somos muy creativos y esto triunfa aqui, sin embargo aún somos poco exigentes con la calidad del trabajo

Otro aspecto muy importante es la eficiencia en el uso del tiempo. Son muy ejecutivos. Van directamente al grano. De hecho durante las horas de trabajo se programa y fuera de ellas se hace negocio ( a través de las relaciones creadas en los actos de networking).

Aqui está la inversión verdadera. También están las grandes empresas de tecnologia. A través de los actos de networking son mucho mas accesibles para codesarrollar,buscar acuerdos o preparar aplicaciones que si lo hacemos a distancia.

Por último venir aquí no significa solo vender en USA. Tener la sede aqui es una apuesta por competir globalmente.

Share
This entry was posted in 3 Crecimiento y Riesgo, Uncategorized and tagged , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply