Valentín Giró describe las causas del fallecimiento de Manel de la Matta

Valentín Giró describe las causas del fallecimiento de Manel de la Matta
Los síntomas indicaban una apendicitis que derivó en cuestión de horas en una peritonitis

En junio del año 2004 un pequeño equipo de cinco alpinistas – Óscar Cadiach, Manel de la Matta, Jordi Tosas, Jordi Corominas y Valentín Giró – partimos, rumbo a Pakistán, con un gran sueño a cuestas: escalar el K2, la “Montaña de las montañas”, por la vía Magic Line. Con sus 8.611 metros de altura el K2 no es únicamente la segunda cumbre más alta de la tierra. Su desnivel y verticalidad la convierten en el único ochomil que permite divisar, desde el Campo Base, a un alpinista que esté situado en la misma cumbre. Se dice del K2, por su dimensiones, que es una montaña que empieza donde otras acaban. Estimado lector, a través de mi Blog quiero compartir contigo esta historia que ha marcado mi vida para siempre, por lo que viví y aprendí, pero, sobre todo por lo que en ella perdí. La historia de la Magic Line del K2 narra cómo cinco alpinistas que compartían unos valores se entregaron para hacer realidad un ambicioso sueño. Espero poder transmitirte fielmente todo esto y mucho más a lo largo de sucesivos posts que iré publicando.

Los síntomas indicaban una apendicitis que derivó en cuestión de horas en una peritonitis

Cuando nos repusimos un poco empezamos a pensar en lo que debíamos hacer. Lo primero, contactar con algún médico, con alguien que pudiera explicarnos las causas de la muerte de Manel. La sintomatología, nos dijeron, no apuntaba a un edema pulmonar sino que el malestar abdominal de Manel indicaba que podía tratarse, probablemente, de una apendicitis que derivó en cuestión de horas en peritonitis por la inmunodepresión causada por la disminución de oxígeno en altura. El único tratamiento posible era quirúrgico, algo imposible de llevar a cabo en aquella situación.

Tampoco un rescate con helicóptero hubiera podido sacar a Manel a tiempo del K2, dado que en esta zona sólo vuelan helicópteros en misión militar y los trámites, en el mejor de los casos, se demoran varios días. Además, en el caso hipotético de haber contado a tiempo con esa autorización y que las condiciones meteorológicas hubiesen sido favorables – algo muy alejado de la realidad que vivíamos en aquel momento – el techo de vuelo de los helicópteros pakistaníes se encuentra por debajo de los 6.400 m del Campo I del collado Negrotto.

Resueltas esas primeras dudas, hablamos con Silvia, la pareja de Manel y también con Javi y con Juan, sus hermanos. Fueron momentos muy duros y difíciles para todos, sobre todo para Silvia y para los padres y los hermanos de Manel, que ya habían perdido a una hija, María, a causa de una avalancha mientras descendía del Mont Blanc.

La ronda de aquellas terribles llamadas siguió con nuestro compañero Jordi Tosas y Dani, nuestro corresponsal. Gracias a ellos pudimos explicar directamente y ante los medios en España lo que acababa de suceder, haciéndolo con el cuidado y el respeto que la dramática situación exigía. Se sucedieron más tarde otras llamadas a nuestras propias familias y amigos, una cadena de dolor que nos rompía más por dentro, que extendía el duelo y la aceptación de una realidad tan injusta como inapelable.

Share
This entry was posted in Reflexiones and tagged , , , . Bookmark the permalink.

Comments are closed.