Negocios con consciencia

Negocios con consciencia

Estas reflexiones parten de los aprendizajes y programas de formación que Valentín Giró realiza como Consultor de Axialent, empresa creada por Fred Kofman especializada en el desarrollo del liderazgo y procesos de cambio cultural en las organizaciones. Fred Kofman es además el autor de Metamanagement y Conscious Business.

¿Cuáles son las tres dimensiones de una empresa, entendida como un sistema?

Toda empresa es un sistema de tres dimensiones; la impersonal o centrada en los aspectos técnicos de la tarea (produciendo rentabilidad, crecimiento y eficiencia – optimizando el output generado a partir de los recursos consumidos), la interpersonal, que tiene que ver con las relaciones entre las personas (generando vínculos, confianza y solidaridad, entre otras cosas), y la dimensión personal o del individuo, que tiene que ver con su bienestar y sentido en la organización.

Toda empresa es, por tanto, un sistema económico, técnico y social, en el que coexisten tarea, comunidad y personas. Sucede que el modelo mental predominante en Occidente es “mecanicista” y contempla las organizaciones desde una única dimensión: la impersonal o técnica de la tarea, dejando prácticamente de lado las otras dos dimensiones, que son las que dotan de dimensión humana al mundo de los negocios. Bajo este prisma la empresa se asimila a una máquina cuyo rendimiento hay que optimizar ajustando sus piezas y controlando su consumo. Pero las organizaciones no se rigen por las leyes de la física y las personas que las forman distan mucho de ser moléculas con una dinámica predecible.

La concepción mecanicista es, por fuerza, reduccionista y huye de lo que es la esencia del management y que consiste en ocuparse, sobre todo, de los problemas de las personas. Y esto es, sin duda, más complejo, exigente e incierto que manejar los instrumentos y herramientas de la administración. Lejos de ser máquinas, las organizaciones se asemejan más a jardines donde, para que las personas puedan crecer – y se logren los objetivos – el manager debe atender y cuidar a las personas; tomando consciencia, en definitiva, de la dimensión humana y social de la organización.

¿Cómo podemos definir, de una manera práctica, esta toma de consciencia?

Podemos definir la consciencia como la actitud de estar atentos a lo que sucede en nuestro mundo interior y en el mundo que nos rodea (otras personas y experiencias), comprendiendo las circunstancias que nos envuelven y decidiendo cómo actuamos frente a ellas de una forma honesta y coherente con nuestras necesidades, valores y objetivos.

Share
This entry was posted in Motivación, Reflexiones and tagged , , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply