La madre de Marty conduce a los 95 años

abuela_dukers

En su libro “The Practice of Adaptive Leadership” Ron Heifetz, Alex Grashow y Marty Linsky profundizan en la distinción entre los desafíos de orden técnico y adaptativo. Esta distinción resulta clave para entender las dificultades que los adultos tenemos a la hora de abordar un cambio. Nada más clarificador que un buen ejemplo. Heifetz nos habla de Ruth, la madre de su socio Marty, una venerable mujer que aún conduce a los 95 años, incluso de noche. Ruth conduce a menudo su vehículo desde la ciudad de New York, donde vive, hasta Cambridge (Massachusetts) para encontrarse con su hijo que da clases en la Kennedy School of Government (Harvard University).

Últimamente Marty se ha dado cuenta de que el coche de su madre muestra golpes y abolladuras. La cuestión, hasta aquí, parece simple: se trata de llevar el coche a reparar y de que Marty le pida a su madre que viaje hasta Cambridge de otro modo: con un taxi, en avión o incluso en tren, son diversas las opciones de transporte que existen. Este sería un abordaje, puramente técnico, que Marty podría plantearse para mirar de cambiar las cosas. Sin embargo, este enfoque – que descansa aparentemente en un cambio de comportamientos – no va a resultar exitoso en el caso de Ruth.

El reto de cambio de Ruth no es de naturaleza técnica sino que es mucho mayor, es de tipo adaptativo. Para Ruth, conducir a la edad de 95 años (incluso de noche) es algo que la hace sentir especialmente orgullosa y que construye su identidad como ser humano. Y dejar de conducir va a producir en ella un sentimiento de pérdida de una parte de su identidad como persona todavía independiente. Ahí está la clave, Ruth solo decidirá dejar de conducir si revisa sus creencias y acepta que ello va a comportar, de forma inherente, alguna pérdida pero también nuevas posibilidades.

Como en el caso de Ruth, sólo afrontaremos con éxito el cambio de aquello que realmente nos importa si somos capaces de revisar y cuestionar nuestras creencias actuales; en esto consiste el reto adaptativo del cambio.

Share
This entry was posted in Reflexiones and tagged . Bookmark the permalink.

Leave a Reply