Empresas que sobresalen

Estas reflexiones parten de los aprendizajes y programas de formación que Valentín Giró realiza como Consultor de Axialent, empresa creada por Fred Kofman especializada en el desarrollo del liderazgo y procesos de cambio cultural en las organizaciones. Fred Kofman es además el autor de Metamanagement y Conscious Business.

¿Cuáles son las cinco características fundamentales de las empresas que sobresalen? 

El libro más vendido de Jim Collins, investigador y autor norteamericano en temas de management es, probablemente, “Good to Great”, traducido al castellano como “Empresas que sobresalen”. El libro se basa en una investigación científica realizada por el equipo de Collins, compuesto por 21 investigadores, en la que se analizaron los resultados de varias compañías cotizadas durante un período de 15 años.

 La investigación se focalizó en aquellas compañías que, durante ese período de tiempo, lograron resultados tres veces superiores a la media del mercado. Los investigadores determinaron una serie de factores diferenciadores de estas compañías sobresalientes. Los cinco factores diferenciales de las empresas que sobresalen, según la investigación llevada a cabo por Jim Collins, son los siguientes: 

  1. Cuentan, antes que nada, con las personas adecuadas en las posiciones correctas, para llevar a cabo la misión y la estrategia de la organización. 
  2. Hacen frente a las adversidades con disciplina – es decir, con formas de pensar y de actuar bien alineadas – y mantienen la creencia en que podrán sobreponerse a las dificultades. 
  3. Construyen la compañía sobre un concepto claro, y la enfocan hacia lo esencial e ignoran el resto. Este concepto claro – simbolizado en la figura del “erizo” – consiste en: (1) tienen claro lo que les apasiona, (2) saben en qué son mejores y diferentes y (3) construyen un mecanismo económico adecuado. 
  4. Desarrollan una cultura de disciplina, con personas que tienen un pensamiento y un comportamiento disciplinado (entre otras cosas, eliminan así la jerarquía, la burocracia y el control excesivos). 
  5. No utilizan la tecnología como un fin en sí mismo sino como el medio y utilizan aplicaciones tecnológicas cuidadosamente seleccionadas. Estas compañías evitan sucumbir a las modas tecnológicas y a la “novedad por la novedad”.
Share
This entry was posted in Líderes, Reflexiones and tagged , , , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply