Personas disciplinadas que lideran empresas sobresalientes

Estas reflexiones parten de los aprendizajes y programas de formación que Valentín Giró realiza como Consultor de Axialent, empresa creada por Fred Kofman especializada en el desarrollo del liderazgo y procesos de cambio cultural en las organizaciones. Fred Kofman es además el autor de Metamanagement y Conscious Business.

¿En qué consiste la estrategia del “erizo” a la que alude Collins?

 En “Good to Great” Collins considera que la disciplina tiene que ver con pensar y actuar de una forma coherente y alineada con el concepto del “erizo”, que define como la intersección de tres dimensiones (entre paréntesis lo que cada dimensión significaría a nivel personal): 

    1. Aquello en lo que una organización puede ser la mejor (“Creo que he nacido para hacer esto”) 
    2. Lo que mueve el motor económico de la organización (“¿Me pagan por hacer esto?”) 
    3. La organización enfoca su actividad hacia lo que apasiona a las personas que la han creado (“Realmente creo en lo que hago; tengo ganas de levantarme e iniciar mi jornada de trabajo”). 

En una organización, las personas adecuadas son personas disciplinadas que piensan y toman decisiones de una forma alineada con estas tres dimensiones. Utilizando una metáfora, ante las amenazas y riesgos del entorno y de la competencia estas personas adoptan una estrategia de “erizo”, se protegen en lo esencial e ignoran el resto. La estrategia antagónica sería la del “zorro”, que actúa de manera dispersa y alejada de un concepto claro. 

Collins añade que cuando las compañías cuentan con las “personas adecuada” caen en la falta de disciplina y en la incompetencia. Para intentar subsanar este problema se adoptan entonces medidas burocráticas y de control que, paradójicamente, acaban por desanimar y alejar de la compañía a las personas más válidas y disciplinadas.

Share
This entry was posted in Reflexiones and tagged , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply