Valentín Giró narra el vuelo libre de “Marron” desde el Campo 3 (7.000 m) [Parte 2]

Marron se asoma al glaciar Godwin-Austen desde su tienda del Campo 2 (6.400 m) del Broad Peak (8.047m) valentin giro autor consultor trainer alpinista
Marron se asoma al glaciar Godwin-Austen desde su tienda del Campo 2 (6.400 m) del Broad Peak (8.047m) © Juanjo Garra

En el año 2007 Valentín Giró participó en la expedición de “Al Filo de lo Imposible” al Broad Peak (8.047 m), una cumbre que se yergue en el glaciar del Baltoro, en pleno Baltistán (Pakistán), justo al lado del imponente K2 (8.611 m). En el equipo de “Al Filo” figuraba también a Edurne Pasabán, la alpinista vasca que se ha convertido en la primera mujer en lograr las catorce cumbres de ochomil metros de la Tierra.

Valentín Giró tenía una razón especialmente poderosa para regresar al Karakorum: revivir de cerca la expedición de la Magic Line del año 2004 y acercarse al Memorial Gilkey, el promontorio donde descansa el cuerpo de Manel de la Matta, el inspirador – junto a Óscar Cadiach – del ambicioso sueño de la Magic Line. De esta forma, la expedición al Broad Peak (8.047 m) se convirtió para él en un espacio de diálogo y de reencuentro con Manel y también un pequeño homenaje hacia el amigo que perdió la vida en las montañas que tanto amaba.

Julio de 2007

José Ramón Aguirre – “Marron” – el “hombre-pájaro” de la expedición “Al Filo de lo Imposible – Broad Peak” tiene su vela extendida sobre la nieve y está listo para saltar desde el Campo 3 (7.000 m) del Broad Peak.

Concentrado, como ausente, Marron muestra el rostro tenso y el ceño fruncido, ya que ahora sopla un viento cruzado que le complica el despegue. Finalmente se ciñe el arnés, despliega la vela y arranca a correr y… No pudo ser! despegue abortado!; le ha faltado velocidad y su parapente ha perdido sustentación. Vuelta a empezar. La expectación y los nervios crecen entre los alpinistas del Campo 3. Segunda carrera, más decidida, esta vez sí con todas sus fuerzas,… roza las tiendas con sus botas pero logra, ahora sí, el despegue! Todo el Campo 3 estalla en un grito de alegría y admiración; en pocos segundos nuestro hombre pájaro vuela más de 7.000 metros de altura, entre las montañas del Karakorum.

Por su walkie, Marron nos dice que todo va bien, según lo previsto. Encara, directo, el K2, el coloso de roca y hielo al que, con su vela, quiere acariciar. Describe un círculo, muy suave, como si pidiera permiso a la montaña para acercarse a ella y mirarla, de cerca, cara a cara. Sobrevuela ahora la ruta Cessen, la misma que intentó escalar en 1997 y de la que entonces el K2 violentamente le expulsó*; se acerca luego hacia la Magic Line, allí donde la Montaña de las montañas muestra su perfil más elegante, más estético, para encarar a continuación la inmensa senda helada del glaciar Godwin-Austen, donde aterriza al cabo de veinte minutos.

En el Campo 3 estallamos, una vez más, de júbilo al oír que Marron se ha posado, sano y salvo, a los pies del K2: “Ha sido algo muy grande para mí, muy emocionante, quiero agradeceros a todos la ayuda por haber hecho realidad mi sueño de sobrevolar el K2. Para mí, este vuelo será también el de todos vosotros.” Este vuelo pionero de Marron desde el Broad Peak ha sido la primera cumbre de nuestra expedición.

* Junto con los alpinistas Alberto Zeraín, Juan Vallejo y Mikel Sáez, Marron intentaba ascender al K2 por la ruta Cessen cuando un episodio de violentas avalanchas obligó al grupo a bajarse de la vía y abandonar la montaña.

[Este relato continuará en siguientes posts]
Share
This entry was posted in Aventureros and tagged , , , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply